Herramienta de diagnóstico que salva vidas

Laboratorios de cateterismo cardíaco

El cateterismo cardíaco es un procedimiento común utilizado para diagnosticar y tratar afecciones cardíacas. Un tubo largo y estrecho se introduce en una arteria y, a través de los vasos sanguíneos, llega al corazón. El cateterismo cardíaco se utiliza para diagnosticar e identificar una enfermedad del corazón, así como para realizar tratamientos que conlleven biopsias, shunts o stents. Algunos de estos procedimientos aparecen mencionados más abajo.

Vea el vídeo para saber cómo se utiliza el cateterismo cardíaco para diagnosticar y tratar las afecciones cardíacas.

Ultrasonido intravascular

El ultrasonido intravascular (IVUS) es un método médico de diagnóstico por imágenes que combina el cateterismo cardíaco y la ecocardiografía para que los médicos puedan ver el interior de las arterias en tiempo real. El IVUS emplea la misma tecnología que el diagnóstico por imágenes con ultrasonido, que se utiliza para pruebas de esfuerzo, y que muchos otros procedimientos médicos. Las ondas de sonido de alta frecuencia producen imágenes detalladas de las paredes internas de las arterias, lo que posibilita la evaluación del grado de afección y la mejor opción de tratamiento.

Angiografía pulmonar

Un angiograma se lleva a cabo para comprobar la presencia de coagulaciones en la sangre, aneurismas, problemas congénitos del corazón, estrechamiento de las arterias coronarias, o incluso para controlar el flujo sanguíneo antes o después de una cirugía. A través del brazo o de la ingle, se inyecta en los vasos sanguíneos un tinte especial que se muestra en los rayos X. A continuación, se realiza una fluoroscopia para obtener una imagen de las arterias pulmonares.

Terapia trombolítica

Unos medicamentos conocidos como "rompecoágulos" se administran para disolver los coágulos de sangre que bloquean de forma aguda las arterias o venas principales del cuerpo, ocasionando así problemas que amenazan la vida. Para que la terapia trombolítica resulte efectiva, debe empezar a realizarse lo antes posible, antes de que se produzcan daños permanentes en el corazón.

Implante de stent coronario y periférico

El implante de stent coronario, que se lleva a cabo durante la angioplastia, es un procedimiento mediante el cual un stent extensible de acero inoxidable se introduce para restablecer el flujo sanguíneo en las arterias coronarias obstruidas. Cuando las arterias se obstruyen por acumulación, los stents ayudan a ensanchar los vasos sanguíneos para mejorar el flujo. Un balón situado en el extremo del catéter se introduce en la arteria coronaria obstruida y se infla para permitir que el stent se fije y se expanda en el lugar donde debe ir colocado. El balón desinflado se retira y el stent se queda en su sitio, manteniendo así la arteria abierta. La angioplastia periférica sigue el mismo procedimiento y se utiliza para tratar enfermedades arteriales periféricas (PAD)

Biopsia miocárdica

Si existen indicios de problemas cardíacos, puede que un médico decida llevar a cabo una biopsia miocárdica para retirar una pequeña muestra de tejido del corazón para examinarlo. Un tipo de catéter especial retira una pequeña cantidad de tejido para enviarla al laboratorio y proceder a su examen.

Marcapasos temporales y permanentes

Un marcapasos es un dispositivo pequeño que se coloca en el pecho o en el abdomen para controlar ritmos cardíacos anómalos. Este aparato utiliza pulsaciones eléctricas de baja energía para que el corazón lata con una frecuencia normal. Los marcapasos se utilizan para tratar arritmias. Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado despacio o con un ritmo irregular. Un marcapasos también puede ayudar a que una persona con ritmos cardíacos anormales retome un estilo de vida más activo.

Aprenda cómo se utiliza el marcapasos para que el corazón lata a un ritmo normal.

Para buscar el médico adecuado, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.