La intervención cardíaca en McAllen Heart Hospital salvó la vida de Martin Luna

La intervención cardíaca en McAllen Heart Hospital salva vidas.

Todo comenzó con dificultad para respirar, sudor y palpitaciones cardíacas. El 9 de enero de 2015, Martin Luna estaba en su trabajo y había ayudado a mover un gabinete de archivos. Cuando terminó se sentó para descansar con la esperanza de que los síntomas desaparecieran, lo que no sucedió. Todo comenzó con dificultad para respirar, sudor y palpitaciones cardíacas.

Martin Luna: entré en pánico, así que llamé al 9-1-1. A los pocos minutos, volvió mi compañero de trabajo y le pedí que llame a mi esposa y le explique lo que estaba pasando. Me llevaron rápidamente en ambulancia a McAllen Heart Hospital.

Veronica Garza, esposa de Martin: mi teléfono sonó y era su compañero de trabajo. Dijo que mi esposo no estaba nada bien y que habían llamado a una ambulancia. ¡Me dijo que fuera directamente a McAllen Heart Hospital!

Martin: sentí que me pusieron las paletas, pero no recuerdo cuántas veces lo hicieron. Solo recuerdo toda la conmoción a mi alrededor. El equipo de emergencia del hospital determinó que tuve un ataque cardíaco masivo. Lo próximo que recuerdo es despertar y ver que estaba conectado a tubos y máquinas. Hacía cinco días que estaba en la unidad de cuidados intensivos de McAllen Heart Hospital.

Veronica: yo solo podía pensar en nuestros hijos. ¿Qué les iba a decir?

Martin: Luis Padula, MD, cardiocirujano en la clínica de cardiología, explicó que estabilizó mi corazón con la bomba cardíaca Abiomed Impella® mediante dos stents en el corazón. Una vez que los stents estuvieron bien colocados, quitaron la bomba.

Veronica: no tengo palabras para agradecer a las enfermeras y médicos por su enorme esfuerzo y dedicación. Estoy muy feliz de que hayan salvado la vida de mi marido.

Martin: cada día estoy más fuerte y volví a trabajar a tiempo completo. Los médicos y las enfermeras de McAllen Heart Hospital me salvaron la vida, hicieron todo lo que estuvo a su alcance para mantenerme vivo. Hoy estoy aquí gracias a ellos y les estoy eternamente agradecido.

Para encontrar el médico adecuado, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.