Cómo tratar y diagnosticar la PAD

La enfermedad arterial periférica (PAD) es un trastorno circulatorio lento y progresivo. Puede hacer referencia a la enfermedad en cualquiera de los vasos sanguíneos del corazón y a enfermedades de los vasos linfáticos: las arterias, venas y vasos linfáticos. Los órganos como el cerebro, el corazón y las piernas no reciben el flujo sanguíneo adecuado necesario para su funcionamiento normal. Las piernas y los pies son, por lo general, los más afectados.

La PAD a menudo implica el estrechamiento de los vasos que llevan la sangre a las piernas y los brazos. La causa más común es la aterosclerosis (la acumulación de placa dentro de la pared arterial). La placa reduce la cantidad de flujo sanguíneo a las extremidades y reduce el oxígeno y los nutrientes disponibles para el tejido. Se pueden formar coágulos en las paredes de las arterias, lo que potencialmente bloqueará las arterias más importantes. Las personas que sufren de PAD corren un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, aneurismas aórticos y accidentes cerebrovasculares. La PAD es también un marcador para afecciones como la diabetes y la hipertensión.

Síntomas de una posible enfermedad arterial periférica

Los síntomas de una posible PAD incluyen una combinación de los siguientes síntomas:

  • Claudicación (dolor de piernas que se manifiesta al caminar/hacer ejercicio y que desaparece cuando usted se detiene)
  • Entumecimiento y cosquilleo en la parte inferior de las piernas y los pies
  • Frío en la parte inferior de las piernas y los pies
  • Cicatrización lenta de úlceras o llagas en las piernas y los pies
  • Cambios en el color de las piernas
  • Pérdida de vello en los pies y las piernas
  • Cambios en las uñas
  • Dolor isquémico en reposo (el dolor se presenta cuando usted está en reposo o recostado)

Cómo diagnosticar y tratar la PAD

Para poder determinar si usted sufre de una PAD, se deben realizar ciertos procedimientos de diagnóstico que incluyen lo siguiente:

  • Angiograma: se coloca un tubo fino en una arteria de la pierna y se inyecta un colorante de contraste; esto hace que las venas permanezcan visibles en una imagen de rayos X
  • Índice tobillo-brazo (ABI): se compara la presión arterial del tobillo con la presión arterial del brazo
  • Perfil de lípidos en la sangre: un análisis de sangre que mide los niveles de las diferentes grasas en la sangre
  • Estudios del flujo con ultrasonido Doppler: se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos, y para evaluar el flujo de sangre
  • Angiografía por resonancia magnética: se utiliza un imán, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos
  • Prueba de ejercicio en cinta: se monitorea el corazón mientras un paciente camina en una cinta
  • Fotopletismografía: similar al ABI, con la excepción de que se utiliza un pequeño brazalete de presión arterial en el dedo del pie y un sensor para grabar las medidas de la presión arterial. Las medidas se comparan con la presión arterial sistólica de los brazos
  • Medidas de la presión arterial por segmento: se compara la presión arterial de la parte superior de los glúteos, la parte superior e inferior de la rodilla, el tobillo y el brazo

Los procedimientos pueden incluir un tratamiento agresivo de afecciones ya existentes que pueden agravar la PAD, como la diabetes y la hipertensión, medicamentos para mejorar el flujo sanguíneo, como anticoagulantes, y medicamentos que relajan las paredes de los vasos sanguíneos. Los médicos también pueden optar por algún tipo de angioplastia para ensanchar las arterias o una cirugía vascular.

Cambios en el estilo de vida

A menudo, la PAD se puede tratar con cambios saludables en el estilo de vida. Seguir un plan de ejercicios, dejar de fumar y consumir una dieta más saludable es a veces todo lo que se necesita para evitar el avance progresivo de la enfermedad. Los cuidados adicionales de los pies, mediante el uso de medias secas y gruesas, evita que se acumule humedad y reduce las posibilidades de sufrir una infección micótica. Tener cuidado al cortar las uñas de los pies también es importante, así como también tratar oportunamente cualquier llaga o infección micótica apenas aparezcan.

Para buscar un médico afiliado a South Texas Health System Heart, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.